Ciudad de Füssen

  • Oficina de información turística: Fuente de piedra de siete columnas: Esta fuente fue construida en el año 1995 para festejar los 700 años de la ciudad de Füssen. Las siete fueron extraidas de un mismo bloque de piedra por el escultor Christian Tobin y la parte superior de cada columna gira sobre sí misma gracias al agua que emana de ellas.

 

  • Calle Reichenstraße: Es la calle peatonal, situada en el centro histórico de Füssen y donde encontrará viviendas de los siglos XV y XVI. Tanto la calle Reichenstraße como la Augsburger forman parte d ela antigua Via Claudia Augusta en la que todavía se pueden seguir los pasos de los antiguos romanos. A mitad de la calle Reichenstraße se encuentra la pequeña iglesia de San Nicolás, proyectada por Johann Jakob Herkomers, pero finalizada por su sobrino Johann Georg Fischer en 1718. Le recomendamos visitar el altar construido por Dominikus Zimmermann.

 

  • La iglesia de San Magno (St. Mang): es ahora la iglesia principal de Füssen y en su interior se puede admirar el altar (fechado alrededor de 1722) con figuras de Anton Sturm y las reliquias de San Magno. San Magno es el santo patrón de la ciudad ya que protegió a la ciudad contra las plagas de parásitos. La cripta es la parte más antigua y el origen de la construcción de la iglesia, y en el segunda piso descansan los restos de San Magno.

 

  • Estatua de San Magno (St. Mang): patrón de la ciudad. En la acera delante de la fuente hay una placa metálica que marca el curso de la Via Claudia Augusta.

 

  • El castillo de Hohe Schloss: Su patio interior es una de las obras más significativas del Gótico Tardío alemán. Su pinacoteca también merece una visita. El jardín es sin duda un lugar ideal para sentarse y relajarse un rato.

 

  • La iglesia de San Magno y entre la iglesia y el monasterio se encuentra la capilla de Santa Ana, la cual seguramente fué la primera iglesia del convento benedictino. Aquí se conserva la Danza Macabra de Füssen, pintura única en su género en Baviera. Lo pinto Jacob Hiebler en 1602 y lo completó con unos versos. La historia del monasterio benedictino se remonta a San Magno, quién llegó a Füssen en el siglo VIII como misionero, y aquí murió en el 750. La configuración actual del monasterio es obra de Jakob Herkomer y se remonta al siglo XVII. Su estilo es barroco italiano. Hoy en día es utilizado como sede de la ciudad y también como museo de la ciudad de Füssen, donde tuvo lugar en 2010 la “Exposición del estado de Baviera”. La iglesia de San Mang es ahora la iglesia parroquial de Füssen, decorada con un altar mayor datado alrededor de 1772 y decorado con figuras de Anton Sturm. También se encuentran las reliquias del Santo Mang, patrón contra los parásitos, por lo que su presencia es requirida en los alrededores para realizar procesiones por el control de plagas. La cripta es el edificio más antiguo de Füssen, y es el origen de la iglesia: es en esta cripta donde San Magno tuvo su última morada.   Se realizan visitas guiadas regularmente por la iglesia y la cripta.

 

  • Iglesia del Espíritu Santo: En su lugar hubo una iglesia de estilo gótico tardío, la cual se quemó en el año 1733, pero fue restaurada por el arquitecto Franz Carl Fischer en el año 1749 y cubrió las fachadas con grandes frescos de estilo rococó mostrando a los ayudantes de San Florián y de San Cristobal luchando contra el fuego.

 

  • El río Lech:  el cual río arriba lleva hasta el distrito de Bad Faulenbach, y río abajo conduce hasta el Forggensee. El Lech fué hasta el S. XIX un importante medio de transporte y una importante ruta comercial mediante barcos.

What´s to do?

1. Museo de la ciudad de Füssen

El museo de la ciudad de Füssen se encuentra en el antiguo monasterio benedictino de San Mang, fundado en el S. VIII y rediseñado completamente en estilo barroco por al arquitecto Johann Jakob Herkomer en el S. XVIII. 
Las antiguas celdas del convento contienen valiosas pinturas y hallazgos arqueológicos que se remontan a los más de mil años de vida de la iglesia.

Una mirada por la edad media en el monasterio.

Una importante colección de violines y laudes recuerda la importancia histórica de esta ciudad en Europa. En el S. XVI fué fundada aquí la primera empresa en Europa del gremio de laudes. Impresionantes son también las habitaciones del convento con representaciones de La Danza Macabra de Jakob Hiebeler (1602).

Con el lema "Comienzo de la era moderna", el museo está dedicado a la historia de la ciudad de Füssen en el siglo XIX., a Ludwig II y a sus castillos.

Horarios de apertura:

De Abril a Octubre: de lunes a domingo 11:00 a 17:00 horas
De Noviembre a Marzo: de viernes a domingo 13:00 a 16:00 horas
El horario de apertura puede variar los días festivos.

2. Galeria estatal y galería de la ciudad en el castillo de Hohen Schloss

A día de hoy, el castillo es la imagen de la ciudad de Füssen y uno de los edificios civiles más importantes del gótico tardío. Diversas escavaciones en el castillo han rescatado los restos arqueológicos del campamento romano Foetes.

A finales del S. XIII comenzó la construcción del mismo y fué ampliado en el 1500, pasando a ser un castilo bien fortificado, pero a la vez un magnífico palacio. Hoy en día se puede visitar las habitaciones del ala norte, la pinacoteca y las torres.

3. Museo de los Reyes Bávaros

Situado a los pies de los palacios reales, en la orilla del lago Alpsee, se ubica el antiguo hotel Grand Hotel Alpenrose donde pernoctaban los nobles huéspedes de la Familia Real. En septiembre de 2011 se convirtió en el museo donde podrá sumergirse en la agitada historia de la dinastía Wittelsbach. En el interior se pueden ver piezas de la colección privada y los puntos multimedia le ayudarán a saber más sobre la historia de esta familia.


Copyright © 2017, www.hotelfantasia.de